Clasificación de los guantes de trabajo

Aclaraciones sobre la Normativa Europea que afecta a los guantes de trabajo

Los guantes de trabajo, al igual que el resto de equipos de protección individual se clasifican en tres categorías:

Categoría 1ª

Guantes que por un diseño sencillo, el usuario puede juzgar por sí mismo su eficacia contra riesgos mínimos y cuyos efectos, cuando sean graduables, pueden ser percibidos a tiempo y sin peligro para el usuario: agresiones mecánicas superficiales, productos de mantenimiento cuyos efectos sean fácilmente reversibles, choques y vibraciones que no afecten a las partes vitales ...

  • Estos guantes han de superar la EN420, norma armonizada que regula los requisitos mínimos a cumplir por los guantes de trabajo: dexteridad, PH, contenido en cromo, tallaje, inocuidad, ...
  • El marcado que han de llevar los guantes bajo categoría 1, es:
    • Identificación del fabricante o mandatario
    • Referencia o modelo
    • Talla
    • Marcado CE
  • Para estos guantes, el fabricante o mandatario emite, una vez superada la norma EN420, un autocertificado de conformidad con esta norma y el Real decreto 1407/1992

Categoría 2ª

Guantes destinados a evitar riesgos de todo tipo que no pudieran llegar a causar lesiones muy graves o la muerte.

  • Estos guantes han de superar, además de la EN420, la norma armonizada que regule el riesgo frente al que se recomiende ese guante.
  • El marcado que han de llevar los guantes bajo categoría 2, es:
    • Identificación del fabricante o mandatario
    • Pictograma del riesgo frente al que se recomienda
    • Niveles de resistencia
    • Referencia o modelo
    • Talla
    • Certificación
    • Marcado CE
  • La conformidad con la norma ha de ser hecha por un laboratorio notificado por la CE, emitiendo un certificado de tipo.

Categoría 3ª

Guantes destinados a proteger frente a riesgos que puedan causar lesiones graves o muerte. Deben ser certificados por un organismo notificado y auditados durante su proceso de fabricación.

Normas armonizadas por tipo de riesgo:

  • EN388.- Riesgos mecánicos: abrasión, corte, desgarro y perforación
  • EN374.- Riesgos químicos: resistencia a la penetración y permeabilidad frente a productos químicos. Además puede probarse también contra microorganismos.
  • EN407.- Riesgos térmicos: inflamabilidad, calor por contacto, calor convectivo, calor radiante, pequeñas salpicaduras de metal fundido y grandes masas de metal fundido.
  • EN511.- Riesgos por frío: frío convectivo, frío por contacto y permeabilidad al agua.
  • EN1082/1.- Riesgo por corte.

Normas relacionadas con protección de la mano

Slide
Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra Política de cookies